MODIFICACIÓN DE PENSIÓN ALIMENTOS Y DERECHO DE VISITAS MOTIVADO POR LA COVID-19

MONITORIO EUROPEO. GUÍA BREVE
11 marzo, 2020

Otros de los grandes perjudicados actualmente por la COVID-19 son los menores, cada día entran consultas al respecto. Les informamos brevemente sobre 2 aspectos que generan dudas:

  • Pensión de alimentos

La pensión se debe seguir pagando, por lo que hay que apelar al consenso entre los progenitores. Si en la actualidad la situación económica ha variado por la COVID-19 y no es factible llegar a un acuerdo amistoso entre ambos, se tendrá que instar una modificación de medidas respecto a la pensión de alimentos ante el Juzgado que corresponda. Lo más recomendable es que los progenitores intenten alcanzar un acuerdo temporal, pero si no hay entendimiento se recomienda contactar con un abogado que analice su situación económica y personal.

Lo importante es que los progenitores no pueden reducir la cuantía de la pensión por el mero de hecho de tener menos ingresos: estar en el paro, en un ERTE u otra situación sobrevenida por el estado de alarma, no exime el pago de la pensión. Se tendrá que llegar a un acuerdo POR ESCRITO y comunicarlo al órgano judicial a fin de que adopte las medidas legales oportunas en aras de su efectivo cumplimiento. Cualquier cambio de la cuantía de pensión tendrá que ser modificada mediante un nuevo convenio o judicialmente, en caso contrario podría suponer un delito de abandono de familia según el artículo 227 del Código Penal.

  • Derecho de visitas

Evidentemente los niños no pueden ir de casa en casa como correspondería según el convenio regulador. Si se interpretan las medidas del gobierno y el R. D., el régimen de visitas presenciales está suspendido. El R. D. 463/2020, de 14 de marzo obliga a todas las personas sin distinción al confinamiento domiciliario. ¿Qué ocurre con las familias en las que no existen medidas judiciales de padres separados o divorciados? Hay que interpretar el R. D. con sentido común, ya que no hay una forma genérica de interpretarlo. El hecho de llevar al menor al médico, o el propio cuidado, no es compatible con la alternancia de los padres. Más si implica el traslado del progenitor que no viva con el menor en el momento del confinamiento por el estado de alarma.

La interpretación que se quiere dar al R. D. es que si los menores, o alguno de los miembros de familia, son vulnerables al virus o pueden estar en contacto con un enfermo y sea así imposible su cuidado, se tenga que hacer cargo el otro progenitor. Esto  implica que las exigencias para ver al menor se suspenden por la cuarentena. De todas maneras, los propios juzgados señalan que se deberá fomentar al progenitor no custodio la comunicación con el menor a través de Skype, Facetime, videollamadas o WhatsApp.

Déjese asesorar correctamente, un abogado siempre le indicará pasos a seguir y cómo actuar.

1 Comment

  1. Avatar Noelia dice:

    Quede muy satisfecha con su asesoramiento legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies